¿Por qué es importante tener un «hobby»?

¿Por qué es importante tener un «hobby»?

¿Hay alguna cosa que te encante hacer? ¿Alguna actividad que disfrutes mucho realizando, en la cual podrías invertir horas y horas sin cansarte? Hay a quien le gusta la música, escucharla o componerla; a otros les chiflan las pelis de Star Wars; también hay quien llena su casa de manualidades, cada una más original que la anterior… Unos coleccionan sellos, a otros les encanta algún deporte y otros pasan horas con los pasatiempos (crucigramas, sopas de letras, sudokus…)

Habrá gente que piense que con alguna de estas actividades antes mencionadas, lo único que se hace es “perder el tiempo”; también a veces se pueden confundir con actividades de ocio y tiempo libre; pero en realidad un hobby va mucho más allá de un entretenimiento y se hace por vocación, pudiendo llegar a ser ese “salvavidas” que nos libra del cansancio y de la rutina, y nos ayuda a mejorar nuestra salud física y mental.

Hay estudios recientes que afirman que los hobbies o aficiones ayudan a las personas a desconectarse de la rutina diaria, reduciendo considerablemente el impacto de algunos trastornos muy comunes hoy en día, como el estrés, la vida sedentaria, la soledad o el aislamiento, entre otros (consecuencia de un ritmo de vida muy común y frecuente en nuestra sociedad hoy), contribuyendo a mejorar el bienestar de las personas que los practican.

Hay muchas clases de hobbies: pueden ser artísticos, deportivos o incluso científicos, también los hay al aire libre, para realizar en equipo o en soledad. Algunos incluso, además de entretener, pueden favorecer tener una mente y un cuerpo ágiles y activos.

Pero vamos a ver por qué es tan beneficioso tener un hobby:

• Una afición puede favorecer y ampliar nuestros talentos innatos, además de ayudarnos a desarrollas nuevas capacidades.
• Nos ayuda a desconectar de la rutina del día a día y del estrés que podamos estar padeciendo.
• Nos pueden ayudar también a combatir síntomas depresivos y ansiosos.
• Pueden contribuir en la prevención de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.
• Fortalecen nuestra auto-disciplina y nuestra creatividad.
• Nos ayudan a mantener un saludable equilibrio mental y una sana autoestima.
• Pueden ser también muy positivos para nuestra salud física.
• Pueden contribuir a mejorar nuestra vida social y nuestra calidad de vida.

Además de todo esto, si llegamos a ejecutar nuestro hobby mejorando nuestra técnica día a día, de forma profesional, puede convertirse en el “empleo que siempre hemos soñado”: futbolista, músico, pintor, escritor, chef…, la lista es enorme.

A mí personalmente me encanta ir al cine, es un hobby para mí. Me fascina el ritual de acudir a las salas, comprar las entradas, las palomitas de maíz, escoger un buen sitio y sentarme en buena compañía a ver una película que se acaba de estrenar. Hay una película que me gustó mucho en su día “Amélie”, en la que a la protagonista le encantaba pasearse por el mercado, metiendo su mano en los recipientes de semillas y granos. Cuando lo hacía, cerraba los ojos, suspiraba, reía, y su cara reflejaba verdadera felicidad. Qué afición tan sencilla, ¿verdad?, pero qué momentos de placer le proporcionaba a nuestra Amelié…

Así que, si no tienes aún ningún hobby, es hora de que comiences a pensar en las cosas que te fascinan hacer, pero que casi nunca tienes tiempo; hazles un hueco en tu apretada agenda y comienza a practicarlas ¡ya!

 

Comentarios (1)

bacan puede entender porque en otra pagina no entendi ni michi

Comentarios cerrados

Comentarios (1)