«Menos es más»

¡El verano ya está aquí! Y con él, también han llegado las vacaciones; los niños y niñas no tienen cole y disfrutan de mucho tiempo libre; ahora es el momento ideal para poder de disfrutar de sus juguetes y de largas horas de juego y diversión. Así que, hoy vamos a hablar de juguetes. Y hay una máxima sobre juguetes, que nos gustaría transmitir de manera clara:

MENOS ES MÁS”.

Es muy común que nos empeñemos en comprarles a nuestros niños y niñas carísimos y sofisticados juguetes que, la mayoría de las veces, acaban en el trastero sin apenas ser usados. Y para nuestra sorpresa, comprobamos cómo los niños se entretienen y disfrutan largas horas de juego creando “sus propios juguetes”, es decir, utilizando cualquier cosa que les valga para simbolizar algo y hacer “como si” fuesen objetos de la vida real (esto puede ser tan simple como una cesta con piedras, conchas recogidas en la playa, una caja de cartón, etc…) Los más pequeños de la casa jugarán tanto o más con esta caja como con su casita de muñecas, además de estar desarrollando y fortaleciendo su creatividad y su ingenio.

Barco-de-Carton
Las cosas sencillas son, a menudo, las mejores.

Los mejores juguetes no son los más caros. El mejor juguete es el que le permite al niño o niña ser él mismo el que le dé un significado, un propósito. No al revés.

«La creatividad es la inteligencia divirtiéndose.» Albert Einstein.

Además hay algo que no cuesta dinero y que tu hijo o hija necesita más que sus juguetes: pasar tiempo contigo. Cuando sea mayor, no se acordará de los juguetes que le compraste. Recordará con cariño los ratos que habéis pasado juntos, horas deliciosas de juego improvisado, de contar historias, de volar cometas, de noches acampando bajo las estrellas… No le prives de todo esto, que es lo que de verdad tendrá valor para él…, y para ti.

¡FELIZ VERANO!

Ecologiablog_cargadorazulEcologiablogcocheconbarca

Comentarios (2)

Tiempo de calidad y darse uno mismo. El propio cuerpo de los padres y abuelos dispuestos a tirarse sl suelo, a convertirse en un caballo, a caer tras un disparo de dedo, rodar en el pasto cuesta abajo o enarensrse en la playa, ayudan también a hacer inolvidable el tiempod edicado. Gracias por el aporte

    Muy importante lo que comentas, Estela. El contacto físico, los juegos «con el cuerpo», en lugar de con juguetes, también ayudan a enriquecer este tiempo compartido, de disfrute y conocimiento mutuo. Realmente, podemos conseguir que sea inolvidable para ellos, como tú muy bien dices. Gracias por dejarnos tu comentario, un abrazo!

Comentarios cerrados

Comentarios (2)