El papel de los abuelos/as

El papel de los abuelos/as

EL PAPEL DE LOS ABUELOS

 

Situación actual del papel de los abuelos

–        Desubicados. Se les da la responsabilidad de padres sin serlo. El tiempo que pasan con los niños y las responsabilidades confunden sus roles. Aparte de toda la sobrecarga que ello supone, que está creando el fenómeno de “abuelos quemados”, un burning de la tercera edad. Otros no encuentran su lugar, sienten que molestan. Se ven en situaciones comprometedoras cuando sus nietos ya no viven con su hijo, sino con su nuera y la nueva pareja de éste o viceversa.

Con todo, los abuelos y las abuelas sufren. También ellos piensan en lo bonito que es la familia unida, todos juntos, hijos, nietos…

 

Diferencias en el cuidado ¿abuelas y/o abuelos? ¿línea paterna o materna?

–        En España, el número de abuelas implicadas en el cuidado de sus nietos y nietas es cada vez mayor. En una investigación realizada por el Instituto de la Mujer, titulada “Las abuelas como recurso de conciliación entre la vida familiar y laboral. Presente y futuro”, se confirma el predominio de la línea materna en la función de abuela cuidadora. Un predominio que se puede explicar por la mayor inclinación de las mujeres a pedir ayuda, por la identificación de la necesidad de ayuda con el hecho de que la madre es la que no puede atender a los hijos e hijas como consecuencia de su actividad profesional o porque es más probable que las hijas compartan con sus madres culturas familiares y de crianza. Pero cuatro de cada diez abuelas cuidan también a la descendencia de alguno de sus hijos varones.

 

¿tipos de cuidado?

–        más frecuente en nuestro país es el cuidado diario, altruista, es decir, sin compensación económica a cambio y complementario del que proporcionan los padres y madres. El cuidado puede ser exclusivo (custodial) u ocasional en respuesta a necesidades extraordinarias o a momentos de crisis familiar.

  • El cuidado exclusivo es una fórmula estresante para las abuelas, que interrumpe sus actividades normales y les proporciona menos satisfacción.
  • El cuidado ocasional parece bastante más positivo para los abuelos y abuelas que lo ejercen, en la medida en que les permite participar en la crianza de sus nietos y nietas y disfrutar de la mayor parte de las consecuencias positivas que ello produce. Al mismo tiempo mantienen su independencia con respecto a la familia y disponen libremente de su tiempo.

 

 

Diferentes tipos de abuelos

–        Algunos entienden que tienen una importante función de dejar un legado a las siguientes generaciones, y han de buscar la forma y el momento de transmitirles su experiencia. Se hace difícil porque los nietos no siempre están receptivos, sin embargo, mientras son pequeños, con pocas dosis de creatividad pueden entrar en sus vidas y entusiasmarlos con sus historias.

–        Otros no tienen tiempo, viven teniendo que hacer tantas cosas que no hay manera, ni siquiera estando jubilados pueden sentarse tranquilos, ya es bastante encargarse de la casa, de llevar o ir a buscar a los nietos, como para pararse a pensar qué sería bueno transmitirles y cómo.

–        Aquellos que ni lo hacen, ni les importa, y no solo eso, sino que ven a “esos pequeños” como los responsables de atenderles y cumplir sus caprichos, menos mal que de este grupo creo que tenemos los menos.

 

Papel a desempeñar, varias funciones:

–        consentidor

  • romper normas, mimar (no hay problema si es complemento, pero es problema si es el educador principal)

–        amor “incondicional” (mas vinculado al amor que a la autoridad)

–        transmisor de conocimientos, valores, consejos…

–        cuidador

  • beneficios: bienestar psicológico, satisfacción, relación positiva abuelo-nieto
  • inconvenientes: aislamiento de sus amigos, estrés, limitaciones para educar a su manera…

–        historiador…

–        Modelos, ejemplos…

–        Compañeros de juego

–        Confidencias, secretos…

–        Puente entre padres e hijos

–        Ayuda en momentos críticos

 

Existe un mandato social traducido en “obligación moral” de cuidado intergeneracional tanto de madres a abuelas y abuelos como de abuelas a nietos y nietas.

No se trata desde luego de negar el cuidado de los pequeños a las abuelas, sino de armonizar los intereses de las generaciones Existe la idea de que el cuidado de las abuelas a nietas y nietos es positivo. Pero hay evidencias de consecuencias negativas. El modelo de solidaridad intergeneracional ha incorporado en los últimos años la perspectiva del conflicto y la ambivalencia en las relaciones familiares intergeneracionales.

Las relaciones frecuentes no son positivas en sí mismas, sino que también acrecientan las

oportunidades para el conflicto y encierran expectativas y motivaciones contradictorias o

ambivalentes que comprometan el desarrollo de las individualidades.

 

Complicaciones:

–        competitividad

–        diferencias educativas y de normas

–        Salud

–        Desautorizaciones

 

Consejos para funcionamiento sano:

–        el cuidado como acto voluntario

–        padres asuman rol de cuidadores principales y abuelos de “consentidores”

 

Conclusión

Los abuelos han visto los tremendos cambios en la sociedad, en la tecnología, en la comunicación, en las relaciones personales. Es de admirar a aquellos que han sido o están siendo capaces de adaptarse, de encontrar su lugar, de no bajarse del tren. ¡Son necesarios!, y nuestra mira hacia ellos no debe estar puesta tan solo desde lo que es el aumentarles la vida, o una vida más sana, que no está mal, sino sacar toda la riqueza que tienen, y heredar en vida la sabiduría que sale de una larga experiencia.

Comentarios (1)

Si exigimos lealtad ideológica para asumir un cargo, antes que capacidad profesional, solo obtendremos ineficiencia y deslealtad. Alerta ya

Comentarios cerrados

Comentarios (1)